Geriasa Brunete tuvo el honor de recibir la majestuosa visita de los Reyes Magos de Oriente y, como no puede ser de otro modo, repartieron sus regalos a los residentes y, como no, amor, diversión y alegría.