Con todas las ganas del mundo, el personal de Geriasa Madrid se empleó a fondo para entretener, divertir y hacer reír a los residentes del Centro. Y vaya si lo lograron.