No es que haya pelusilla de la capital, no, es que en Brunete también se celebra esta fiesta tan del mundo agrícola. Viva San Isidro Labrador y que vivan las fiestas de Geriasa Brunete.