Nos vamos de merendola con algunos de los residentes de Geriasa Madrid y parte de su personal… Una experiencia muy agradable y entrañable y que nos sirve para “abrir boca” y empezar a prepararnos para las próximas fiestas navideñas.