Lo que no se ve (I): “Estar entre bastidores”, “ver los entresijos”, “entrar hasta la cocina”, son solo algunas de las formas coloquiales que empleamos para afirmar que se tiene acceso a lo que no se ve o es
poco accesible. Y eso es lo que hacemos en este nuevo número de “La Voz de Geriasa” en el que os frecemos una perspectiva algo más intimista de la labor que silenciosamente se viene realizando desde hace tantos años en centros que, como Residencias Geriasa, se dedican al cuidado de los mayores. Para leer PDF pincha aquí.