El mismísimo Georgie Dann, o sea nuestra querida Amparo (ya conocida en estas lides), animó el «cotarro» de Geriasa Madrid en una tarde cargada de, como no, humor, risas, música y mucho Georgei Dann.