Un año más se celebró la misa del míercoles de ceniza en la capilla de Geriasa Brunete y en la que se constató una gran afluencia de residentes.