Llenando el ambiente de risas, alegría y buen rollo, los Reyes Magos de Oriente llegaron a Geriasa Brunete cargaditos de regalos.