Por ser la Virgen de la Paloma, un mantón de la China, na, na, China, na, na…, un mantón de la China, na, na…, te voy a regalar.

Y así celebramos una fiesta de lo más castiza en Geriasa Brunete.