Gracias a Pentagrama, el coro rociero “La Visitación” deleitó a los residentes de Geriasa Madrid con su repertorio de sevillanas, rumbas y plegarias.