No podían faltar los Carnavales con su licencia para el baile, la burla, la chirigota, los juegos y lo exótico. Que vivan los Carnavales de Geriasa Brunete.