Brunete no es Madrid capital, pero, como buen pueblo agrícola desde tiempos remotos, igualmente celebra sus propias fiestas de San Isidro, y nada mejor que conmemorar tal fecha que con una actuación de “La Alegría de Brunete” de la que disfrutaron todos los residentes.