Pañuelo rojo, fajín y a correr…En Geriasa Madrid solo nos faltó traer la calle Estafeta para terminar de redondear la recreación de los encierros más famosos y populares del mundo. Y, como siempre, diversión, risas, alegría y muuucho humor.