Un año más se ha celebrado la misa de San Antón recién empezado el año 2018 y, como manda la tradición, se procedió a la bendición de los animales que algunos miembros del personal y familiares de Geriasa Brunete tuvieron a bien bendecir.