Llega el verano, el sol calienta, los congeladores se atiborran de helados, las chanclas castigan nuestros pies y las playas se llenan medusas y socorristas. Y, con todo ello, de la divertida e imaginativa guisa que muestra la foto de la izquierda, Geriasa Madrid le dijo al veranito “hola, verano, te estábamos esperando”. Todo ello, una vez más, de la mano del personal de Geriasa y de la infatigable colaboración de familiares y residentes del centro. ¡Hola verano 2018!.