Así de divertido posaron las residentes de Geriasa Madrid ataviadas como manda la tradición de la Feria de Abril. Música, bailes y grandes dosis de buen humor se dieron cita en el centro. Hay que destacar que la decoración estaba formada principalmente por flores hechas por nuestros residentes. Hubo carroza rociera y desde la misma plaza de toros de La Maestranza de Sevilla llegó “ El Niño de la Miopía (la siempre divertida Amparo , hija del residente Don Miguel). Y, como no, se puso fin con la “Salve rociera” que tanto les gustan a nuestros residentes.